Visitar Plaza San Marcos

Visitar la Plaza San Marcos

Te contamos todo que debes saber para visitar la Plaza San Marcos: sitios que visitar, cosas que ver, curiosidades, notas históricas (que te sorprenderán) y consejos para que te lleves la mejor experiencia de la parte más popular de Venecia.

Guía Venecia

Qué visitar en la Plaza San Marcos

Visitar la plaza San Marcos Venecia

La Plaza San Marcos es uno de los espacios urbanos más magníficos del mundo y la plaza principal de Venecia. Durante mucho tiempo fue centro político y religioso del poder veneciano, cosa que se te hará evidente al ver los majestuosos edificios que la bordean. Por aquí pasan miles de turistas cada día, por lo que es muy probable que te la encuentres abarrotada por multitudes de turistas, palomas y vendedores de recuerdos. Sin embargo, y a pesar de la masificación, pasear por la Plaza de San Marcos es una de las cosas imprescindibles que hacer en Venecia. Es de acceso gratuito y la zona está abierta las 24 horas del día. Por lo que si quieres apreciar la belleza de este lugar sin tantas personas a tu alrededor, el mejor momento para venir es a primera hora de la mañana o bien entrada la tarde.

A continuación te contamos qué puedes ver y hacer en la Plaza San Marcos. Con un montón de curiosidades, apuntes históricos y alguna alternativa (para huir de los turistas) para que puedas aprovechar al máximo tu visita. Al final del artículo encontrarás un listado de consejos para que te lleves una mejor experiencia de este increíble lugar.

Subir a la torre del campanario de Venecia

1. Campanario de San Marcos (Campanile)

Construido originalmente en el siglo IX sobre cimientos romanos, el campanario de San Marcos fue restaurado muchas veces debido a los incendios provocados por los rayos, pero terminó por derrumbarse en 1902. Más adelante, se apostó por una reconstrucción en su forma original. No fue hasta 1912 que se inauguró, con una gran fiesta, el día de San Marcos. De hecho, si te fijas en la parte superior, podrás ver el león alado, que es la representación simbólica del evangelista San Marcos, patrón de Venecia. La torre tiene 5 campanas y, en su día, se tocaban por diferentes motivos. La campana principal, conocida como Marangona, anunciaba el comienzo y el final de la jornada laboral. Se dice que la campana Trottiera anunciaba las reuniones del consejo en el Palacio Ducal. Mezza Terza señalaba las reuniones del Senado y la campana Nona sonaba a mediodía. La más pequeña de las campanas, también conocida como Maleficio, anunciaba las ejecuciones.

Subir a la torre

Tiene una altura de 98 metros, y es la estructura más alta de Venecia. Desde su cima, tendrás unas vistas increíbles de la ciudad. ¿Sabías que el Campanile también fue utilizado por Galileo? Aquí instaló su telescopio para mostrarlo al Dux. Una vez que subas a la torre, verás una placa que conmemora este acontecimiento. No es posible hacerlo por escaleras y el trayecto se hace en ascensor. En algunas épocas del año es posible comprar entradas sin colas por 13€ en la web oficial. Las entradas de acceso normal tienen un coste de 10 euros y se adquieren en la base del Campanile. Es una de las atracciones que acumula colas importantes.

Alternativa: Campanile de San Giorgio Maggiore

Si buscas unas vistas panorámicas geniales de Venecia, también es posible subir al campanario de San Giorgio Maggiore. Situado en una pequeña isla al otro lado de la Plaza de San Marcos, este campanario tiene la mejor vista del Palacio Ducal y del Campanario de San Marcos. Aunque la torre no es tan alta (mide 63 metros) está menos concurrida.



Todo lo que necesitas saber sobre la Plaza San Marcos

2. Basílica de San Marcos

La Basílica de San Marcos fue, durante mucho tiempo, el magnífico símbolo de la Serenísima, la República de Venecia. Construida originalmente como capilla privada del Dux, se convirtió en el centro de la vida católica en Europa en el año 828, con la llegada de las reliquias de San Marcos, (que fueron robadas por los venecianos). Hoy en día, sigue siendo uno de lugares más importantes para la ciudad y por los turistas que la visitan. La impresionante basílica bizantina que vemos hoy en día es la tercera iglesia que se levanta en este lugar y sigue un esquema de cruz griega coronada por cinco cúpulas. Aunque seguramente te será imposible entrar sin hacer cola (miles de turistas visitan este sitio cada día), vale mucho la pena esperar tu turno para acceder. La entrada a la basílica es gratuita, pero para disfrutar del Museo de San Marcos (La Galleria) hay que pagar 7€. La entrada a la Pala d'Oro cuesta 5€ y la entrada al Tesoro cuesta 3€. Con todas las maravillas y obras maestras que esconde, explorarla por tu cuenta puede resultar complicado. Por este motivo, es muy interesante hacer un tour para que un guía te pueda contar todo acerca del lugar. Si tienes claro que quieres acceder a la Basílica de San Marcos durante tu viaje a Venecia, es buena idea hacerse con una entrada sin colas.

Entrada sin colas Basílica de San Marcos

Entrada sin colas + audioguía Basílica de San Marcos

19,5€
223 opiniones

Descubre la belleza de la basílica de San Marcos en Venecia con esta ticket de acceso sin colas. Descubra datos fascinantes sobre las obras de arte del interior de la basílica en un tour con audioguía en tu dispositivo móvil. *Precio orientativo

Actividades populares Venecia

Tour guiado sin colas Basílica de San Marcos

39€
1746 opiniones

Evita las largas colas en la Basílica de San Marcos y disfruta de las impresionantes vistas de Venecia desde las terrazas. Admira hermosos mosaicos e impresionantes obras de arte en compañía de un guía experto. *Precio orientativo



Qué ver en la Plaza San Marcos

3. Palacio Ducal

Otra de las principales atracciones de la Plaza de San Marcos es el Palacio Ducal (Palazzo Ducale), la residencia del Dux de Venecia durante más de 1000 años. Los Dux eran los magistrados supremos y líderes de Venecia, nombrados para ocupar sus cargos de forma vitalicia. Se puede recorrer muchas de las salas del palacio para aprender más sobre la historia política y social de la ciudad. Al visitar el palacio podrás ver la elaborada arquitectura del patio, subir la escalera más cara del mundo (la Escalera de Oro) y cruzar el famoso Puente de los Suspiros. Aunque se puede comprar una entrada para visitar el Palacio Ducal a tu aire, lo mejor es reservar una visita con guía para conocer datos interesantes y notas históricas que, de otra forma, te pasarán por alto. Si tienes claro que quieres visitar la Basílica de San Marcos y el Palacio Ducal, también puedes optar por un tour combinado que incluye las dos atracciones.

Actividades que hacer Venecia

Tour Palacio Ducal + Basílica de San Marcos

74€
7824 opiniones

Evita las largas colas en el Palacio Ducal y disfruta de las impresionantes vistas de Venecia desde la terraza de la Basílica de San Marcos. Admira hermosos mosaicos e impresionantes obras de arte en compañía de un guía experto. *Precio orientativo

Mejores actividades Venecia

Entrada sin colas al Palacio Ducal con guía en papel

40€
9780 opiniones

Evita las largas colas para caminar por los pasillos del magnífico Palacio Ducal y ve las obras maestras coleccionadas por los duques de Venecia durante muchos siglos. Utiliza la guía gratuita para saber más y crear tu propia aventura en la ciudad. *Precio orientativo



¿Qué visitar en la plaza San Marcos?

4. Torre del Reloj de San Marcos

Situada en el lado norte de la plaza, la encantadora Torre del Reloj de San Marcos (Torre dell'Orologio) es una maravilla para la vista. Construida en el siglo XV, es conocida por su fachada altamente ornamentada y de estilo renacentista. El reloj fue diseñado pensando en los marineros: con pan de oro y esmalte azul. No solamente marca las horas, sino que sigue las fases de la luna y el zodiaco. En la azotea hay dos figuras de bronce que tocan la campana cada hora. Aunque originalmente fueron designados como gigantes o pastores (miden más de 2 metros), su pátina oscura les dio el apodo de "moros". Por este motivo, en veneciano, también se la conoce como "la torre de los moros". Las dos figuras parecen iguales, pero no lo son. Uno representa a un joven y el otro, a un señor mayor. El Moro Vecchio (moro viejo) toca la hora dos minutos antes de la hora exacta, para representar el tiempo que ha pasado, mientras que el Moro Giovane (moro joven) toca la hora dos minutos después para representar el tiempo que viene. ¿Curioso, verdad? ¡Pues tenemos una más! Si te fijas bien, verás que ninguno de los dos lleva pantalones ¡Y encima, están bien dotados!

Visitar la torre del reloj

Se puede acceder a la Torre dell'Orologio con reserva previa y tour guiado. Debes tener en cuenta que hay ascender por cuatro pisos de empinadas escaleras de caracol, pasando por los mecanismos del reloj, hasta llegar a la azotea, para ver de cerca a los moros en acción. No recomendable si sufres de vértigo o claustrofobia.


¿Qué ver en la plaza San Marcos?

5. Puente de los suspiros

El famoso puente de los suspiros conecta el Palacio Ducal con la prisión, cruzando el estrecho Río de Palazzo. Por aquí pasaban los condenados por crímenes o delitos políticos. Esta pasarela cerrada, con su elegante arco de piedra caliza blanca y la delicada tracería de piedra que cubre sus dos pequeñas ventanas, fue diseñada y construida en 1614 por Antonio Contino. El nombre, sin embargo, es posterior. Se supone que tiene su origen en los suspiros de los prisioneros condenados cuando echaban su última mirada a Venecia antes de ser empujados al sofocante confinamiento de los Prigioni, pero el término fue, en realidad, una invención del siglo XIX del poeta inglés Lord Byron. Si visitas el Palacio Ducal podrás cruzarlo y, si te apetece, suspirar. Sin embargo, para tener una buena vista del puente, deberás salir al exterior. Si caminas entre el campanario y el palacio, en dirección a la laguna, llegarás a Riva degli Schiavoni (que es el paseo marítimo). A tu izquierda, mirando al agua, verás el Ponte della Paglia, que queda en frente del Puente de los Suspiros. Desde aquí podrás sacar una bonita foto.



Consejos para visitar la Plaza San Marcos

6. Museo Correr and Museo del Risorgimento

Quizás eclipsado por la belleza de la Basílica de San Marcos, su campanario o el Palacio Ducal, el Museo Correr es una de las cosas que pasan más desapercibidas de la Plaza San Marcos. El museo cuenta con interesantes obras que ilustran la historia de Venecia, en un edificio muy bien decorado de principios del siglo XVIII. Lo más destacado de las colecciones históricas son las exposiciones que ilustran el desarrollo arquitectónico de Venecia. Tambié cuenta con exposiciones temporales. Hay una única entrada válida para acceder al Palacio Ducal y que incluye el Museo Correr, el Museo Archeologico Nazionale y las Salas Monumentales de la Biblioteca Marciana. Tiene un coste de 30€, pero si compras con un mes de antelación serán 25€. Aquí tienes la web oficial del Museo Correr. Otro lugar muy interesante de visitar es el Museo del Risorgimento. Aquí podrás conocer más sobre como era la vida política de Venecia. Los trajes de Estado de los Dux, Procuradores y Senadores se suman a las exposiciones de vestidos y encajes antiguos, estandartes de seda y accesorios de los siglos XVI al XVIII. También hay una galería de arte que muestra pinturas de Lorenzo Veneziano, los hermanos Bellini y Carpaccio entre otros. Está abierto todos los días excepto los lunes y la tarifa de entrada regular es de 10€.


Venecia plaza San Marcos

7. Biblioteca Marciana

Situada justo en frente del Palacio Ducal, es la obra maestra del arquitecto y escultor Sansovino, que trabajó en ella entre 1536 y 1553. Representa el verdadero punto de inflexión de la arquitectura veneciana y la ruptura definitiva con la Venecia gótica. A partir de entonces, casi todos los nuevos edificios, especialmente los palacios, se inspiraron en su innovador estilo. El edificio alberga las salas de exposición de la Biblioteca Nazionale Marciana, decoradas con frescos de Tiziano, medallones de techo de Veronese y retratos de Tintoretto. En las exposiciones, encontrarás una asombrosa colección de gemas, caligrafía y libros.



Lo que debes saber antes de visitar San Marcos

8. Los caballos que custodian la Basílica de San Marcos

Fíjate bien en la fachada frontal de la Basílica de San Marcos y verás cuatro estatuas de caballos. ¡Pues tienen su historia! Cuando Venecia participó en el Saqueo de Constantinopla durante la Cuarta Cruzada en 1254, se llevaron los cuatro caballos de bronce (que en realidad son de cobre) a Venecia, donde se situaron con vistas a la Plaza de San Marcos. Sin embargo, estas estatuas datan del siglo II o III d.C., y posiblemente, procedan de la antigua Grecia o Roma. Los caballos no siempre han estado en Venecia, ya que en 1797, Napoleón se los llevó para colocarlos en lo alto del Arco del Triunfo del Carrusel (el arco que da al Louvre) en París, y allí permanecieron hasta 1814, cuando fueron llevados de vuelta a Venecia.


Más cosas que ver en San Marcos

9. Columnas de San Marcos y San Teodoro

En la Plaza San Marcos podrás ver dos columnas, el león alado de San Marcos y la estatua de San Teodoro (uno de los primeros protectores de Venecia) que vigilan la plaza y la ciudad. El origen de estas dos estatuas es bastante turbio, el nombre de su artista se ha perdido en la historia, pero se calcula que llegaron a Venecia en el siglo XII y, con pocas excepciones, han estado aquí desde entonces. En el siglo XVIII, las ejecuciones públicas se llevaban a cabo entre las dos columnas y, por ello, si quieres respetar la tradición veneciana mientras visitas este lugar, deberás evitar pasar entre ellas.



Consejos para visitar la Plaza San Marcos

A continuación te dejamos con algunos consejos prácticos para que puedas llevarte una mejor experiencia de la Plaza San Marcos. Igualmente, te recomendamos echarle un vistazo a la sección de consejos y trucos para visitar Venecia, dónde aprenderás más cosas que te resultarán de utilidad para tu viaje en general.

  • Visita la plaza muy temprano (o por la noche): Es el punto neurálgico para el turismo en Venecia, por este motivo siempre está a rebosar de gente. El mejor momento para venir aquí es poco después del amanecer, para disfrutar de la plaza casi vacía. Después de las 8 de la noche, la afluencia turística también es mucho menor, sin embargo, a esta hora poco más podrás hacer que darte un paseo.
  • Entradas sin colas: Si quieres visitar las principales atracciones de la Plaza de San Marcos, como el Palacio Ducal o la Basílica de San Marcos, ahorrarás mucho tiempo si reservas las entradas con antelación. Las colas que pueden formarse para acceder, especialmente en temporada alta, son (sin ánimo de ofender) ridículas.
  • Código de vestimenta: Aunque cada vez son más permisivos, no se puede entrar a la Basílica "de cualquier manera". Es decir, evita llevar ropa provocativa. Tampoco se permite llevar maletas o bolsos grandes. Hay taquillas en las inmediaciones para dejar tu equipaje si es necesario.
  • Fotos: Las fotografías no están permitidas en el interior de la Basílica de San Marcos.
  • Acqua Alta: Si visitas Venecia entre noviembre y febrero, existe la posibilidad de que te topes con alguna inundación. La Plaza San Marcos es una zona que puede verse afectada.
  • Tempos: Es cierto que se trata de un lugar hermoso y llamativo. Además, alberga las cosas más famosas para visitar en Venecia. Si tu viaje es de corta duración, intenta limitar el tiempo que pasas aquí. Las famosas multitudes de Venecia tienden a ser increíblemente densas en la Plaza de San Marcos, pero si te alejas 5 minutos por las pequeñas calles laterales y canales, te encontrarás con una Venecia mucho más tranquila, auténtica y real.
  • Multas: Está prohibido comer, beber y dar de comer a las palomas en la Plaza de San Marcos, y que, de hacerlo, podrían llamarte la atención o incluso ponerte una multa. ¡Recuérdalo!
  • Cafeterías: Tomarse un café en la mismísima plaza de San Marcos puede sonar muy místico. El servicio y la calidad son, en contra de lo esperado, bastante buenos en general. Sin embargo, los precios son exageradamente elevados. Dos cafés pueden costar más de 25 euros, si tienes suerte y el recargo por música ya está incluido. Por lo tanto, tomarse una copa en el famoso Café Florián, tiene su precio.
  • Souvenirs: en la plaza hay vendedores ambulantes y lugares donde comprar los típicos recuerdos de Venecia. Pasa lo mismo que con los cafés: son más caros que en otras partes de la ciudad.

Nuestra selección otoño 2022
Mejores de Venecia 2022
Albergue
Combo Venezia

Muy bien ubicado, moderno, limpio y muy cómodo. Perfecto para hacer turismo.

Ver más
Recomendaciones Venecia
Hotel
Hotel Montecarlo

Comfortable hotel situado en un edificio del siglo XVII, a 50mt de la plaza San Marco.

Ver más
Mejor de Venecia
Hotel
Palazzo Veneziano

Este elegante hotel situado en un palacio es perfecto para estancias románticas en pareja.

Ver más